silhouette, pair, lovers

SUPERANDO EL DOLOR

Este artículo escrito para personas que han perdido seres queridos y que los abriga un manto de dolor, desesperación, negación constante, y que necesitan mucho ánimo para sobrevivir.

man, stairs, heaven

Jesús nos dice:

¨Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero anímense! Yo he vencido el mundo¨ Juan 16:33

Y también nos dijo: ¨Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho. La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden¨. Juan 14:26-27

 Dios quiere sanar y restaurar los corazones quebrantados en momentos de desesperación y debilitamiento emocional.

Cuando estamos pasando por estos momentos tan oscuros, es importante orar con más intensidad a Dios para que el enemigo no  envíe dardos a la mente con pensamientos negativos, de culpa, remordimientos que dominarán el alma y bloquearán  apagará el Espíritu de paz de Dios en los corazones.

Es necesario realizar  oraciones preventivas pidiendo protección a Dios en  estos tiempos de duelo para que el alma tenga un proceso de sanidad, equilibrio mental y emocional .

La muerte va a ocurrir en todas las personas que viven en la tierra y cada persona la puede afrontar de diferente manera.

Sea cual sea la razón de la aflicción, si se siente paralizado o desesperado acuda a Dios y lea la Biblia para que Dios le revele su Poder sobrenatural y pueda  restaurar  su alma quebrantada.

Cristo vino al mundo para dar vida eterna a toda persona que creyera en él y lo aceptara como único Señor y Salvador de su vida. Con él  se puede disfrutar de la entrada al cielo para contemplar la  presencia de Dios eternamente. Es cuestión de fe en Jesucristo; en quien , por medio de su muerte en la cruz,  alcanzó la victoria sobre la muerte .

Dios desea consolarnos y por eso nos envió al Espíritu Santo, y también nos envió a Su único Hijo Jesucristo para darnos vida en abundancia y mostranos el Camino al cielo.

El plan de Dios es darnos su paz, amor y un futuro en su compañía permanente.

Sin embargo, él nos da a escoger entre la vida y la muerte, entre la verdad y la mentira.

Cristo es el Camino, la verdad y la vida. Si lo escogemos a Él viviremos espiritualmente la vida eterna junto a nuestro Padre Celestial. De lo contrario, tendremos la odiosa compañía de Satanás acusándonos con sus mentiras  y  destruyendo nuestra vida.

Para alcanzar esa paz que sobrepasa todo entendimiento, revisemos algunos versículos de la Biblia donde Dios reconforta nuestra alma , cuerpo y espíritu:

  • El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; muy grande es su fidelidad! Por tanto, digo: ¨El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!. Lamentaciones 3:22.
  • El Señor omnipotente es mi fuerza; da a mis pies la ligereza de una gacela y me hace caminar por las alturas.Habacuc 3: 19.
  • Recuerden  las cosas pasadas, aquellas de antaño; yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo. Isaías 46: 9-10
  • Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y sopportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. Isaías 53: 4-5
  • Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes _ afirma el Señor _ planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29: 11.
  • Así que nos regocijamos en la esperanza  de alcanzar la gloria de Dios. Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia
  • Contempla las obras de Dios:’Quién puede enderezar lo que él ha torcido? Cuando te vengan buenos tiempos, disfrútalos; pero cuando te lleguen los malos, piensa que unos y otros son obra de Dios, y que el hombre nunca sabe con qué habrá de encontrarse después. Eclesiastés 7:13
  • Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo; un tiempo para nacer, y un tiempo para morir. Eclesiastés 3:1-2
  • El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor. Proverbios 16:9.
  • Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas. No seas sabio en tu propia opinión; más bien teme al Señor y huye del mal. Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser. Proverbios 3:5-8.
  • Aunque pase yo por grades angustias, tú me darás vida: contra el furor de mis enemigos extenderás la mano:¡Tu mano derecha me pondrá a salvo! Salmo 138:7.
  • Me hizo bien haber sido afligido, porque así llegué a conocer tus decretos. Para mi es más valiosa tu enseñanza que millares de  monedas de oro y plata. Salmo 119:71-72.
  • Que sea tu gran amor mi consuelo, conforma la promesa que hiciste a tu siervo. Que venga tu compasión a darme vida, porque en tu ley me regocijo. Salmo 119:76-77.
  • En su angustia clamaron al Señor, y ellos salvó de su aflicción. Salmo 107: 13.
  • Yo le digo al Señor: ¨Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío¨. Salmo 91:2
  • Nuestro Dios es un Dios que salva; El Señor Soberano nos libra de la muerte .
  • No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté. Ustedes ya conocen el camino para ir adonde yo voy. Juan 14:1-4
  • De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios  un edificio, una casa eterna en el cielo, no construída por manos humanas. Mientras tanto, suspiramos, anhelando ser revestidos de nuestra morada celestial.

Es así como con estas palabras Dios nos está diciendo que nos ama y siempre está atento a lo que pasa en nuestro corazón cuando nosotros lo buscamos con toda nuestra mente, alma, cuerpo y espíritu.  Es Jesucristo nuestro Señor y dejó el Espíritu Santo que nos consuela de toda tribulación, aflicción, y dolor . Dios es nuestro Creador y en él confiamos .

Descarga tu angustia  y dolor ante él y él  te librará de todo temor, angustia y quebrantamiento.

Salmo 34: 4 ¨Busqué al Señor, y él me respondió ; me libró de todos mis temores¨.

Salmo 34: 17-18 ¨El señor está cerca de ls quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido. Muchas son las angustias del justo, pero el Señor los librará de todas ellas¨.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *