fbpx

HABITO DE JESúS

TE GUSTARíA SER COMO JESúS?

cross, sunset, silhouette

Jesús acostumbraba a levantarse muy de mañana para ir al Monte de los Olivos a orar y pasar tiempo con Dios.

Su relación íntima con el Padre le ayudaba a fortalecer su cuerpo, su alma y el espíritu.

Hay personas que acuden a Dios solamente cuando tienen una emergencia y necesitan urgentemente la intervención de Dios.

Si Jesús necesitaba orar y estar mucho tiempo con Dios para que le diera fuerzas, (siendo él mismo Dios, pero con naturaleza humana y divina), no creen que nosotros necesitamos aún más estar en la Presencia de Dios ?

Jesús nos dice en Juan 15 que separados de El no podemos hacer nada. Dios es el autor del éxito verdadero y de todo lo bueno, por eso debemos reconocerlo en todos nuestros caminos.

Tomar decisiones apresuradas sin consultar la opinión de Dios nos conduce por caminos enredados y difíciles.

Dios mandó a su único Hijo Jesucristo para que tuvieramos vida abundante y pudiéramos contar con El en todos los momentos de nuestra vida, porque Jesús habita en el corazón de las personas que lo recibieron como Señor y Salvador.

Si pasamos más tiempo con Dios y lo  consideramos nuestro amante, esposo, amigo, compañero, jefe, médico, juez, abogado, psicólogo,Padre y todo lo que necesites, te ayudará a multiplicar lo que tienes, así como multiplicó los peces y los panes. 

Cada persona quiere estar tan cerca de Dios como quiera estarlo. Si lo buscamos de todo corazón, lo encontraremos.

Dios quiere que tú lo tengas en primer lugar en tu vida. Dios quiere que lo involucres en todo lo que hagas.

No lo ignores, cuanto más temprano en la mañana lo busques, será mejor para tu día porque El quiere ayudarte en todo lo que haces y puede organizar tu tiempo, tocar corazones de personas difíciles, abrirte puertas, aligerarte , cargar con tus cargas pesadas y darte un yugo suave y apacible.

Dios quiere verte muy bien y por eso está siempre contigo esperando que tú le hables y le cuentes tus asuntos más íntimos y necesidades más secretas

Comienza a pedir con detalle, y hazlo en el nombre de Jesús, para que recibas todo, conforme a la voluntad de Dios para tu vida.

Comienza a leer la Palabra de Dios para que la memorizes y puedas hablar de ella sabiendo lo que Dios piensa y lo que le gusta.

Habla constantemente con Dios y ten presente que la oración no es un favor que le haces a Dios, es un privilegio que te da El para que tu vida prospere y sea abundante.

people, man, office

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *