fbpx
perception, psychology, world

ENFOCARSE EN LA PAZ

mind, mindset, conflict
No podemos sacar algo de la mente que no tenemos dentro de ella.

Ya hemos visto Filipenses 4:8-9 donde nos dice que debemos pensar en todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.

Depende de nosotros enfocarnos en estos términos para no permitir ensuciar nuestra mente con pensamientos que producen intranquilidad, temor, incertidumbre y estrés.

Decidir llenar la mente de cosas agradables que produzcan paz es nuestra tarea diaria.

Dios nos ha dado el poder para dominar nuestra mente y prestar mucha atención a todo lo que vemos, oímos, y aceptamos como verdades en nuestra mente.

Yo decido enfocarme en la paz o en el estrés.

En 2 Corintios 10: 4-5 Dios nos dice que las armas con las que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

Para obedecer esta Palabra tenemos que tener el dominio propio para controlar todo pensamiento que llega a nuestra mente y cuestionarnos: ¿es de Dios? ¿es agradable? es verdadero? es de buen nombre? merece elogio? es puro? es justo?¿es respetable? es amable? es verdadero? Si alguna de las respuestas a esta pregunta es negativa, NO LO ACEPTEMOS!.

Tenemos que enfocarnos en pensamientos optimistas y positivos.

La única forma para lograrlo es leyendo La Biblia todos los días, así como nos lo manda el Señor en Josué 1:8 “Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito.

Así prosperarás y tendrás éxito. Ya te lo he ordenado; ¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes!. Porque el señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.”

Recitar y cumplir lo que la Biblia nos manda es la fórmula del éxito.

Dios nos da la paz que necesita nuestra mente y nos dá la seguridad de Su presencia permanente.

Esas son las cosas que debemos mantener enfocadas para avanzar hacia nuestros objetivos de vida.

No puedo seguir concentrado en un pasado que ya no existe y tampoco insistiendo en un futuro incierto. Hay situaciones que no puedo controlar y por esa razón, no debo pensar en ello. Tenemos el poder para controlar y manejar nuestros pensamientos. No permitas que sea la mente la que te domine.

Disfruta el presente con alegría y paz. ¿Cómo hacerlo? Tomando el control de todos los pensamientos y ponerlos cautivos en obediencia a Cristo.

Los pensamientos negativos, los puedes renovar y reemplazarlos por pensamientos de esperanza, optimistas y positivos.

La mejor forma de concentrarnos en la paz es desarrollando la fe en Dios. Confiar en el Dios Grande y Todopoderoso nos hace sentir protegidos y en paz.

2 Timoteo 1:7 Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, amor y dominio propio.

Todos los hijos de Dios tienen la mentalidad de Cristo En 1 Corintios 2:16 leemos ¿Quién ha conocido la mente del señor para que pueda instruirlo?. Nosotros, por nuestra parte, tenemos la mente de Cristo.

Si se dan cuenta, todo se enfoca a tener la mente de Cristo, poseer los pensamientos de Dios, y tener el fruto del Espíritu Santo; todos ellos son elementos fundamentales para tener una vida en paz.

Recuerde siempre que los pensamientos negativos nos enferman y en cambio, los pensamientos positivos nos dan vida.

Por último, concentremos nuestra mente en darle gracias a Dios por TODO. Una vez comience a hacerlo, se dará cuenta que la paz de Dios cuida su corazón y sus pensamientos.

Recuerde hacer siempre lo que Dios nos dice en Filipenes 4: 4-6 Alégrense, siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense! Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca.No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión y ruego, presenten sus peticiones a Dios y dénle gracias. Y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Es así como mi mente es controlada por los pensamientos que decido tener: pensamientos de muerte o de vida. Deuteronomio 11:18-20 dice ” Grábense estas palabras en el corazón y en la mente; aténlas en sus manos como un signo, y llévenlas en su frente como una marca. Enséñenselas a sus hijos y repitánselas cuando estén en su casa y cuando anden en el camino, cuando se acuesten y cuando se levanten.; escríbanlas en los postes de su casa y en los portones de sus ciudades.”

Es nuestra decisión hacer lo que Dios nos dice o desobedecer Su palabra. Deuteronomio 11:26-28 Hoy les doy a elegir entre la bendición y la maldición; bendición, si obedecen los mandamientos que yo, el Señor su Dios, hoy les mando obedecer; maldición, si desobedecen los mandamientos del Señor su Dios y se apartan del camino que hoy les mando seguir, y se van tras dioses extraños que jamás han conocido.

Tú decides!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *