woman, lion, eyes

EL PERDÓN ES SALUD PARA TI

youngsters, happy, jumping

¿Por qué debo perdonar a alguien que no lo merece?

¿Cómo puedo perdonar a alguien cuando no lo siento?

Antes de contestar estas preguntas, vamos a empezar a entender que todos los seres humanos caminan con diferentes heridas producidas por los padres (abusivos, ausentes, castigadores), familiares (violadores, viciosos, enfermos , criminales, ) hermanos (envidiosos, celosos, traicioneros, mentirosos, calumniadores, peliadores), esposos (infieles, abusadores, adúlteros, pronográficos, inmorales, controladores), jefes (mal intencionados, manipuladores, corruptos, amenazadores, tramposos), amistades ( desleales, traicioneras, tóxicas, envidiosas, hipócritas, celosas).

  • El Perdón no se trata de disminuir el daño que me han hecho sino de sanar mi alma y mi corazón .
  • Tampoco se trata de reconciliarme o volver a ver  a  la persona que me hizo daño sino de sacar la  raíz de amargura de mi corazón y  ser libre.
  • El perdón no es pretender que la persona que hizo el daño cambie su manera de ser.

Simplemente, si es posible, comentarle lo que pasó, lo que hizo, y cómo te sentiste para luego llegar donde Jesús y entregarle esa carga pesada para que él te sane las heridas y lleves el yugo de Jesús, suave y liviano.

El PERDÓN es una DECISIÓN

  • Yo decido perdonar porque es un mandamiento de Dios . ¨Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre Celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas¨         Mateo 6: 14-15.
  •  Yo decido perdonar para mi beneficio personal: tener salud física, psicológica  y espiritual.

Salud Física

human body, circulatory system, circulation

La falta de Perdón se refleja en la persona herida cuando siente resentimiento ; cuando se alegra de lo malo que  le sucede a la persona que le hizo daño, cuando siente tristeza y rabia cuando recuerda el daño que le hicieron, cuando no puede ver ni hablar  con la persona que le hizo daño.

Todas estas emociones y sentimientos negativos  producen estrés y amargura;  dos enfermedades que segregan la hormona Cortisol, que se produce en la glándula suprarrenal y que sirve para aumentar el nivel de azúcar en la sangre. Cuando esta hormona sube se conoce como hipercortisolismo y produce efectos negativos, como el aumento de grasa o incremento de los niveles de presión arterial, enfermedades crónicas del corazón, infartos , insomnio.

La falta de perdón produce en el cerebro limitaciones de pensamiento, donde la persona no puede concentrarse, no piensa con claridad, y no tiene la capacidad de encontrar soluciones creativas a los problemas cotidianos, cansancio mental, dolores de cabeza y migrañas.

  •  No permita que su  cuerpo se enferme por culpa de la Falta de Perdón.
  • El daño se lo hace usted mismo por la falta de perdón .
  • Si siente deseo de venganza, piense que Dios es nuestro juez: ¨No tomen venganza, hermanos mios, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: ¨Mía es la venganza; yo pagaré, dice el Señor¨ Romanos 12:19.
  • Fuimos diseñados para AMAR:
  • ¨No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos¨ Romanos 12:17
  • ¨Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer, si tiene sed, dale de beber. Actuando así , harás que se avergüence de su conducta. Romanos 12:20
  • No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien¨. Romanos 12:21.

VIDA PSICOLOÓGICA

circle, woman, hat

La mente , emociones y voluntad, se ven afectadas en la decisión de NO perdonar.

La falta de perdón trae como consecuencias la depresión , ansiedad, arrebatos de ira, frustraciones, insatisfacciones, intolerancia, impaciencia, y otro tipo de comportamientos relacionados con la tristeza, rabia y amargura.

Al DECIDIR PERDONAR, la persona recibirá la PAZ de Cristo que sobrepasa todo entendimiento, la ALEGRÍA del Señor, que le da fortaleza, y el Amor de Dios junto con el fruto del Espíritu Santo para vivir en libertad.

Podrá entender, que el beneficio de perdonar es para sí mismo y no para nadie más. El proceso del perdón es salud para su cuerpo, alma y relación con Dios.

VIDA ESPIRITUAL

swearing, profanity, cursing

La vida espiritual corresponde a la relación y comunicación con Dios.

Si no cumples con el mandamiento de perdonar a los que te hacen daño, Dios tampoco te perdonará a ti tus ofensas. 

De esta manera, entrarás en un terreno espiritual, dándole cabida al diablo para que aproveche tus enojos, iras y resentimientos para endurecer tu corazón y recibir ataques del enemigo que te llevarán al desánimo para ir a la iglesia, apatía para orar y desinterés en leer La Palabra de Dios.

Herramientas para Perdonar.

Las herramientas para perdonar son instrumentos indispensables que lo llevarán a  alcanzar la libertad, paz y el amor  de Dios .

1. Piense siempre que la decisión de perdonar no tiene ninguna relación con el Sentimiento.                       Usted va a perdonar porque DECIDE obedecer a Dios en su mandamiento . ¨Perdonen a quienes los ofendan¨. De esta manera, se pondrá de acuerdo con Dios para recibir de él respaldo y bendición. No se trata de querer perdonar o sentir el deseo de perdonar. Se trata de saber que es una orden de Dios para su bien y beneficio en su vida física, psicológica y espiritual.

2. Comienza a describir lo que te hizo cada persona y cómo te  sentiste en el momento que te hirieron  (humillado, rechazado, abandonado, despreciado, violado, abusado, incapaz, inútil, torpe, etc).

3.Haga una lista de los nombres de las personas que le han hecho daño y piense en un momento en la vida de cada uno de ellos; que tiene cada uno, enfocándose en las cualidades y no en los defectos. Luego piense en las situaciones o traumas que estas personas han tenido en su niñez y adolescencia, para que pueda ver que todos los seres humanos no somos perfectos y alcance a tener un poco de compasión o comprensión hacia ellos.

4. Comienza a sacar todos esos sentimientos negativos y pensamientos de tristeza, dolor, minusvalía, frustración y presentáselos al Señor Jesucristo. Él conoce tu corazón y está dispuesto a sanar las heridas producidas por cada daño que te hicieron.

5. Pídele al Señor que sane las heridas y te llene del fruto del Espíritu Santo para que puedas tener en tu corazón: amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, humildad, fidelidad y dominio propio.

6. Por último, mira lo malo que hay en tí y las veces que has ofendido a otras personas para que le pidas perdón a Dios y te perdones a tí también. Es necesario, reconocer que hemos pecado delante de Dios y ¨Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos  los perdonará y  nos limpiará de toda maldad¨1 Juan 1:9.

Ejemplo: Una mujer pecadora unje a Jesús

girl, sad, crying

Una mujer, con fama de pecadora, se entera que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, y se presentó con un frasco de alabastro lleno de perfume. Llorando, se arrojó a los pies de Jesús, de manera que se los bañaba en lágrimas. Luego se los secó con los cabellos; también se los besaba y se los ungía con el perfume.

Jesús al saber el pensamiento del fariseo, quien lo criticaba por haber recibido esa atención de parte de una pecadora, le dijo:

¨Dos hombres le debían a cierto prestamista. Uno le debía quinientas monedas de plata, y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagarle, les perdonó la deuda a los dos.

Ahora bien ¿ cuál de los dos lo amará más?

_Supongo que aquel a quien más le perdonó _contestó Simón.

_Has juzgado bien_ le dijo Jesús.

Luego se volvió hacia la mujer y le dijo a Simón:

_¿Ves a esta mujer? Cuando entré en tu casa, no me diste agua para los pies, pero ella me ha bañado los pies en lágrimas y me los ha secado con sus cabellos. Tú no me besaste, pero ella, desde que entré, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me unjiste la cabeza con aceite, pero ella me ungió los pies con perfume. Por esto te digo: Si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien POCO se le perdona, POCO ama.

Entonces le dijo Jesús a ella:

_Tus pecados quedan perdonados.

Los otros invitados comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que hasta perdona pecados?

TU FE TE HA SALVADO – le dijo Jesús  a la mujer-; VETE EN PAZ.

Cuando reconocemos delante de Dios nuestros pecados y le pedimos perdón, él nos limpia, nos restaura, y nos llena de su amor, paz y quita todo pecado.

Así mismo, espera él que nosotros hagamos con las personas que nos han hecho daño. Perdonarlas y entregárselas a Jesús para que sean restauradas .

Pedir perdón a Dios, perdonarnos a nosotros mismos y perdonar a los demás es gesto de humildad y obediencia a la Palabra de Dios.

De igual forma, cuando hemos hecho daño a los demás, nos corresponde arrepentirnos y pedir perdón a Dios,  para vivir en paz y en libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *