fbpx
dawn sunset man beach

EL PODER DE LA PALABRA

casal, love, romantic

LAS PALABRAS EN EL MATRIMONIO

Muchas preguntas que hace una  esposa a su esposo con respecto a su  aspecto físico puede llegar a convertirse en un arma de doble filo,  debido a las palabras que use su cónyuge para referirse a ella.

Por ejemplo: si ella pregunta:

¿Cómo me veo con estos pantalones? y el esposo responde: 

Te ves bien, te quedan un poco apretados, pero bien.

Ese comentario: ‘te quedan un poco apretados¨ , es suficiente para que la esposa le pregunte: ¿Me estás diciendo gorda?

Y ese comentario es suficiente para que la esposa no le hable más a su esposo, llore o golpee las cosas por el mal genio que le produjo las palabras de su esposo.

Hay otro tipo de palabras que impiden una comunicación limpia y acertada. Estas son:

  • ¨Tú eres igualita a  tu mamá¨.
  • ¨Tú SIEMPRE…. hablas así, piensas así, llegas tarde, te olvidas de todo, . Ese SIEMPRE  es una generalización  que no permite enfocarse en el asunto del conflicto.
  • Tú NUNCA… vienes a tiempo, me dices nada bueno, me tienes en cuenta, me invitas a nada.
  • ¿Qué estás pensando? / ¿Estás seguro?/ 

Hay que encontrar las palabras , preguntas y respuestas correctas para no afectar el corazón de la pareja.

¿Por qué NO decimos las cosas que queremos decir y decimos lo que queremos decir?

  • No todos decimos lo que queremos decir.
  • No es porque tengamos mal corazón o por malas intenciones, lo que sucede es que nadie nos instruyó a bendecir con las palabras.
  • En el mundo nadie nos enseña a no decir las cosas equivocadas.
  • Proverbios 12:18

El charlatán hiere con la lengua como con una espada,

pero la lengua del sabio brinda alivio.

  • Hay que aprender a tener cuidado con las palabras que salen de nuestra boca, hay que pensar antes de hablar.
  • Todo ser humano recuerda las diferentes frases que le han dicho desde la niñez, ya sean buenas, malas, bonitas o feas.
  • Frases acerca del aspecto físico, de la inteligencia, de la memoria o conocimientos. (fea, bruto, torpe, inteligente, mediocre, gordo, feo, inútil, etc).
  • Alguien hiere con palabras feas y no podemos ser descuidados porque después , vienen los arrepentimientos y las disculpas porque ¨yo no quería decirte eso¨., ¨lo que pasa es que eres muy sensible¨, ´Yo estaba muy cansado cuando te dije eso¨.

Pero nada de eso arregla lo que ya se dijo. Las palabras ya están dichas y llegan a lo más profundo del corazón. Son como una espada . Pero las palabras bien dichas, sanan y alivian el corazón.

Y cómo podemos arreglar ese error?

Es un proceso lento que requiere tiempo para adquirir el hábito de bendecir, decir cosas bonitas y pensar antes de hablar.

Hay cuatro situaciones donde no se debe hablar o pensar antes de hablar:

  1. Cuando estás hambriento.
  2. Cuando estás enojado.
  3. Cuando estás solo.
  4. Cuando estás cansado.

Hay que aprender a ser LENTO y CALLADOS.

Palabras que se deben decir siempre:

  • Yo te amo
  • Estoy orgullosa de ti.

Hay que ser SABIO, INTELIGENTE para saber dónde está la herida del corazón del cónyuge , porque de esa manera , va a responder. Cuando alguien reacciona con las palabras que dices, ahí está su herida en el corazón.

  • No compares a tu pareja con nadie.
  • No le hables de lo que le hiere.
  • Tenemos que saber dónde está herido (puede ser difícil, puede ser que no lo sepa,).
  • Utiliza palabras de AGRADECIMIENTO y GRATITUD.
  • Practica las palabras de motivación. apoyo, de confianza en ella, de ganador.

Palabras bonitas:

  • Eres bonita, hermosa, linda.
  • Eres maravilloso, apuesto.
  • Eres inteligente.
  • Lo hiciste muy bien.
  • Te felicito, lo lograste.

Cuando la persona tiene sueños o ideas:

  • Expresiones como ¨Wow¨, tienes razón¨, Eres la mejor mamá, Gracias por todo, tú eres el mejor papá.
  • A los adolescentes:  ¨Te amo¨, te hecho de menos, me haces falta, Estoy orgullosa de ti, tú eres el mejor jugador,  me encanta verte jugar, me encanta que estés en la casa.

Hay que animar con las palabras, tratar de reconectarse, besarse, y decir te amo todo el tiempo y que la persona te ama todo el tiempo, acariciarse, y saber que así como Dios te ama todo el tiempo , así tú amas todo el tiempo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *