fbpx

HERRAMIENTAS PARA GANAR LAS BATALLAS DE LA VIDA

smiley, emoticon, anger

Has tenido que batallar con tu pareja, con tus hijos, en tu trabajo, con tus amistades, con tu salud , tus finanzas, o con tus emociones?

Cómo ganar y alcanzar la victoria?

Somos hijos de Dios y muchas veces nos sentimos fuertes, valientes y esforzados para lidiar con los problemas y situaciones cotidianas que se nos enfrentan.

Unos días tenemos más fe, más fuerza, nos levantamos con mejor estado de ánimo, y eso nos permite hacer todo lo posible por alcanzar nuestros objetivos.

Hay días que alabamos, oramos, ayunamos, leemos La Palabra de Dios y nos fortalecemos en el espíritu de Dios. Vemos la presencia de Dios, sentimos su Fuerza y poder en nuestra vida. 

Sin embargo, todos los días no estamos iguales. Llegan algunas circunstancias que permitimos que nos afecten negativamente a nuestras emociones. produciendo desaliento, depresión, desánimo , rabias, enojos y hasta el deseo de morir muchas veces.

Ganamos muchas batallas  externas  cuando le creemos a Dios y hacemos lo que El nos dice.

Pero una de las batallas más difíciles de enfrentar con éxito es la batalla interna. Es esa batalla donde nos sentimos fracasados, inútiles, asustados, indefensos, deprimidos y sin deseos de seguir adelante. En las batallas internas es donde más necesitamos de Dios para recuperar fuerzas y alimentarnos con Su Palabra. 

Cómo hacer para vivir en Victoria?

1. Esperar las victorias después de cada Batalla:

Muchas personas se concentran en los problemas y no esperan ninguna victoria después de sufrir, afligirse, sentir miedo o ansiedad. Saber que tenemos un Dios que tiene el control de nuestras vidas, nos tranquiliza y nos da la paz para seguir y esperar en El. Dios pelea por nosotros y tenemos que ser fuertes, positivos, poniendo todo pensamiento negativo cautivo a la obediencia a Cristo.

(2 Corintios 10: 3-5)

2. Esperar Batallas , pero concentrarse en las victorias:

A veces las personas toman el papel de víctima cuando se ven en dificultades y batallas. Cada palabra que sale de la boca de las víctimas son de derrota, de destrucción y pérdida porque están concentrados en  lo que le hicieron y en la manera en que dañaron su propia vida. Expresiones como ” la culpa es de mi pareja”, La culpa es de mi jefe”, “La culpa es de mis hijos”, nunca las dejará ver el poder de Dios y los propósitos que tiene El para madurar espiritualmente .

Este tipo de personas, suelen perder en sus batallas internas y alejarse de Dios culpándolo de su situación .

Pero eso no es lo que quiere Dios que hagamos. Tenemos que cambiar nuestro enfoque y la manera de ver las batallas .

Lo primero que hay que hacer es no permitir que nuestra fe en Dios se debilite. Pedirle su ayuda y consuelo es la mejor respuesta a nuestra condición como hijos de Dios. El está siempre con nosotros y estará feliz de que cuentes con El para cada dificultad que enfrentes contigo mismo y con los demás.

3.  Aplicar 1 Tesalonicenses 5:16-18 cuando nos manda Dios que nos alegrémos siempre, demos gracias  por todo y orar sin cesar para que nuestro espíritu esté conectado con el Espíritu de Dios y no darle ventaja a las mentiras del enemigo que nos quiere desanimar y alejar de Dios.

En la Batalla interna, la única persona que tiene el poder de decidir entre alegrarse o entristecerse eres tú. Tú tienes  la capacidad de renovar tu mente y cambiar tus pensamientos negativos en pensamientos de amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, humildad, fidelidad y dominio propio para alcanzar la victoria .

La lectura diaria de la Biblia te permite tener pensamientos agradables de victoria y optimismo porque Dios está constantemente expresándote  Su amor, protección por ti y Su poder para ayudarte a alcanzar tus victorias.

Tenemos que hacer estos cambios mentales para recibir victorias mentales.

Las batallas y la negatividad nos lleva al fracaso y la positividad, la alegría, la fe y el agradecimiento a Dios nos lleva a la Victoria.

Tú eliges!!!

 

smiley, emoji, emote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *