RUT ,NOEMÍ Y ORFA: TRES VIUDAS CON REACCIONES DIFERENTES FRENTE A LAS DIFICULTADES

walk, beach, lake-4670393.jpg

NOEMÍ, RUT Y ORFA

Estaban en una época de hambre, entonces Elimélec, un hombre de Belén de Judá, casado con Noemí , emigra a la tierra de Moab, en compañía de su esposa, sus dos hijos , Majlón y Quilión, Los hijos eran efrateos, de Belén de Judá .

En Moab abundaba el trabajo y la comida, cosas muy buenas para los que quieren sobrevivir. Pero los moabitas eran habitantes que adoraban a otros dioses, un dios llamado Quemos, y su adoración implicaba sacrificio de niños, y aberraciones sexuales contra las mujeres. Elimélec y Noemí adoraban al Dios único y verdadero.

Los moabitas e israelitas no se llevaban bien

Pero murió Elimélec, y Noemí se quedó sola con sus dos hijos . Estos se casaron con mujeres moabitas, la una llamada Orfa y la otra Rut. Después de haber vivido allí unos diez años, murieron también Majlón y Quilión, y Noemí se quedó viuda y sin hijos.

Qué pasó? Noemí se encuentra viuda y sin hijos en un país que no es suyo, con dos nueras que no son de la misma tierra, ni creencias, con una religión completamente distinta a la de ella.

Las moabitas tenían mala reputación, solían seducir a los hombres para llevarlos a pecar y a desobedecer.

Lo importante de no juntarnos en yugo desigual. 2 Corintios 6:14.

No sabemos cómo fueron los matrimonios entre los hijos de Noemí y las moabitas, pero no es fácil cuando hay dos polos opuestos unidos.

Noemí decide regresar a Judá con sus dos nueras porque se enteró de que el Señor había acudido en ayuda de su pueblo al proveerle alimento.

Cómo se enteró Noemi que el Señor había provisto de alimento a Judá? Por medio de la oración? de su relación con Dios, una revelación?.

Noemí les dijo a sus dos nueras que regresaran a las casas de su familia, y las bendijo, deseándoles que Dios las tratara con el mismo amor y lealtad que ellas habían mostrado con sus esposos y ella. Eso indica que fueron buenas esposas, amorosas y leales con sus maridos.

Les deseó  que Dios les volviera a dar un esposo y nuevo hogar.

Tanto Rut como Orfa, lloraron y gritaron que no querían quedarse en Moab sino irse con Noemí a Judá..

La vida de estas tres mujeres les cambió de un momento a otro y para siempre.

Qué razón había de quedarse con la suegra? Por más amor que tuvieran, Noemí tenía razón al decirles que ella ya era vieja y que no era justo para ellas, quedarse con una mujer amargada como estaba Noemí.

Tanto dolor: la muerte de su esposo y ahora sus hijos. Era demasiado sufrimiento para una mujer. 

A pesar de creer en Dios, Noemí pensaba que Dios la había castigado, perdió su identidad y no podía valerse por sí misma. Su manera de salir de esa situación de amargura era regresar a su sitio que le era familiar.

Para Orfa y Rut, Belén era una ciudad nueva, que no conocían, y que les podría dar un poco de miedo a lo desconocido .

Abandonar lo que tenían para ir a un sitio donde no sabían qué les esperaba, era un riesgo.

Cuántas veces han abandonado  sitios por situaciones difíciles.?

Cómo saber cuándo abandonar o renunciar a algo?

Noemí, Orfa y Rut terminaron en una situación desesperada y de prueba.

No había nada que las dirigiera para superar las circunstancias o que les diera un manual de instrucciones. 

Orfa, después de llorar un poco con  Noemí, decidió despedirse de su suegra y regresar a su pueblo y a sus dioses.

Pero Rut fue diferente. Decidió quedarse con Noemí y seguirla adónde ella fuera, aceptando a Dios como su propio Dios y a su pueblo como su propio pueblo. Fue una decisión tan contundente que Noemí no insistió más. Se fueron las dos para Belén.

Apenas vieron las mujeres de Belén  a Noemí , ésta dijo que ya no la llamaran así, lo cual significa dulzura en hebreo. Cambió su nombre dulzura por Amargura (Mara).

Y comenzó a decir que Dios la había llenado de amargura, que Dios le había quitado todo, que la había hecho desdichada.

Cuántas veces nos vemos así hablando con Dios? Renegando y desdichadas por lo que nos quitó?

Rut estaba viviendo con una amargada, una vida triste, sin esperanza, con dolor y sufrimiento.

Pero Dios tenía otros planes, porque siempre Dios tiene pensamientos diferentes a los de nosotras. Isaías 55:8

Cuando llegamos a un sitio conocido, siempre acudimos a nuestros parientes, familiares, amigos, para compartir y hacerles saber que estamos ahí.

LA VIDA NUEVA DE RUT Y NOEMÍ

Noemí tenía, por parte de su esposo un pariente que se llamaba Booz, era un hombre rico e influyente en la familia de Elimélec.

Y sucedió que Rut la moabita le dijo a Noemí:

– Permíteme ir al campo a recoger las espigas que vaya dejando alguien a quien yo le caiga bien.

– Anda, hija mía le respondió su suegra.

Y aquí vemos una determinación de Rut, sabiendo que estaba ella sola con su suegra y necesitaban comer y sobrevivir. Comenzó a pensar en el presente y dejar el pasado atrás. Le dijo a Noemí que le permitiera trabajar en el campo recogiendo lo que otros dejaban . Noemí aceptó y la dejó ir. Rut reconocía a su suegra como autoridad. No quiso tomar las decisiones por sí misma. Contaba con la opinión y permiso de su suegra.

Cuando Rut salió y comenzó a recoger espigas en el campo, detrás de los segadores,, dió LA CASUALIDAD de que el campo donde estaba trabajando pertenecía a Booz, el pariente de Elimélec.

Se llama Casualidad o Plan de Dios?

Se veía que Booz era un hombre de Dios porque cuando vio a los segadores, los bendijo e inmediatamente se dio cuenta de que había una nueva joven. El capataz de los segadores le dijo que era una joven moabita que había vuelto de Moab con Noemí, su suegra. 

No era un trabajo muy agradable, pero Rut estaba decidida a avanzar en su nueva vida y por eso le rogó al capataz que la dejara recoger espigas, de entra las gavillas, detrás de los segadores. Desde por la mañana se fue y no había descansado hasta que Booz le dijo que se quedara junto con sus criadas y que se fijara donde estaban ellas para seguirlas. Booz le ordenó a los criados que no la molestaran y que cuando sintiera sed fuera adonde estaban las vasijas..

Rut aceptó el trabajo, aceptó las condiciones y fuera de eso, se arrodilló frente a Booz a agradecerle por haberse fijado en una extranjera.

La conducta de Rut con Noemí, su cariño, entrega y obediencia, fue lo que atrajo a Booz para ayudar a Rut.

Gálatas 6: 9-10

Booz supo que Rut había sido buena con Noemí, dejando padre y madre e irse a un pueblo desconocido para ella.

Booz era el hombre que Dios tenía para Rut. Fue el que consoló a Rut y la  estimó sin haberla conocido.

Cuántas veces nos ha pasado que personas que no conocemos nos ayudan en los momentos de necesidad?

En ese momento , la vida de Rut cambió. 

Fue suficiente una decisión firme, motivada por la desesperación para esforzarse y perseguir las metas.

Orfa decidió volver al pasado. No sabemos qué pasó con ella. Confundida, perdida, insegura. Seguramente se casó con un moabita y siguió con sus costumbres religiosas.

Rut decidió vivir el presente, con una nueva manera de ver la vida con Dios, esforzándose y siendo valiente ante las adversidades de la vida, sin importar los sentimientos, decidió hacer lo que le dijeron que hiciera con humildad y obediencia y Dios le dio gracia  delante de Booz.

v. 12 ¡Que el Señor te recompense por lo que has hecho! Que el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte, te lo pague con creces

v. 13 ¡Ojalá siga yo  siendo de su agrado, mi Señor! – contestó ella- . Usted me ha consolado y me ha hablado con cariño, aunque ni siquiera soy como una de sus servidoras.

Rut se humilla ante Booz, le agradece y reconoce su condición como extranjera. Quién es ella para que Booz se fijara en ella? La gracia de Dios puesta en Rut y su amor y dedicación  por su suegra movió el corazón de Booz.

Cuando Rut le llevó lo que había ganado a Noemi y le entregó a su suegra lo que le había quedado después de haber comido hasta quedar satisfecha..

Noemí, le preguntó: ¿Dónde recogiste espigas hoy? ¿Dónde trabajaste? ¡Bendito sea el hombre que se fijó en ti! 

Entonces Rut e contó a su suegra acerca de Booz. Y enseguida Noemí le dio la gloria a Dios y bendijo a Booz, recordándole a Rut que este hombre era pariente y él podría redimirlas., es decir, sacarlas  del dolor y la situación penosa en que estaban.

Noemí le aconseja a Rut que permanezca con las criadas de Booz para que no se aprovechen de ella en el campo; y así lo hizo Rut.

EL CAMBIO DE NOEMÍ.

Noemí vio una esperanza de vida en la cercanía de Rut con Booz. Le dijo a Rut:

Hija mía, ¿no debiera yo buscarte un hogar seguro donde no te falte nada?

Y le aconsejó que se bañara, se perfumara y se vistiera bien para ir por la noche a la era y sin que él se diera cuenta de que estaba allí, cuando se durmiera , le destapara los pies, y se acostara allí. En ese momento, prestara atención a las órdenes que él le daría para hacer.

Rut, es súper obediente. Hizo todo lo que le dijo Noemí,

Cuando Booz , vio a Rut acostada a sus pies, lo sorprendió gratamente, y la bendijo sobremanera.

Esa muestra de lealtad de Rut, conmovió a Booz y le dijo que haría cualquier cosa que ella le pidiera. Todo el pueblo sabía que Rut era una mujer ejemplar. Booz quiso redimirla, pero había otro pariente más cercano que él. Le permitió quedarse esa noche con él pero, al otro día si el pariente quería redimirla, tendría que ir con él. De lo contrario, Booz, estaba dispuesto a redimirla.

Ella obedeció y salió de la era antes de amanecer.

Cuando Noemí, la vio, le preguntó cómo le había ido con Booz?

Le contó todo lo que Booz le había dicho y además de los veinte kilos de cebada que le había dado para Noemí.

Noemí le afirmó, que este hombre no iba a descansar hasta dejar resuelto ese asunto con ella.

¿Se imaginan lo que está sintiendo Rut? Un hombre preocupado por ella, prometiéndole su ayuda y protección incondicional.

Rut se sintió amada, protegida y confiada en la generosidad de su pariente.

Sin embargo, tenía que esperar. ¿Es difícil esperar?.

Hay esperanza de salir adelante!!.

Eso le dio alegría a Noemí y paz a Rut.

MATRIMONIO DE BOOZ Y RUT.

Booz esperó que pasara el pariente redentor que él le había mencionado a Rut.

Cuando lo vió, llamó a diez de los ancianos para contarles que Noemí había regresado de Moab, y que estaba vendiendo el territorio que pertenecía a su esposo Elimélec. Le sugerió a este hombre que lo comprara para redimir el terreno, pues él tenía el derecho de redimirlo. Si no lo hacía él, Booz, tenía el derecho de redimirlo.

Este hombre le dijo que sí, que él lo redimía. Booz le dijo que una vez decidiera redimirlo, tenía que adquirir junto al terreno a Rut, la moabita y a su suegra Noemí, pues eran viudas y debían conservar su nombre junto con la heredad.

Enseguida el hombre redentor, se negó a hacerlo porque podría perjudicar su propia herencia. Y le pidió a Booz que lo redimiera él. 

En aquellos tiempos, para ratificar a redención o el traspaso de una propiedad en Israel, una de las partes contratantes se quitaba la sandalia y se la daba a la otra. Así se acostumbraba a legalizar los contratos en Israel.

Por eso, el pariente redentor e dio a Booz: Cómpralo tú!.

Y fue así como Booz, le compró a Noemí toda la propiedad de limélec, Quilión y Majlón, y tomó como esposa a Rut la moabita, a fin de preservar el nombre del difunto con su heredad, para que su nombre no desaparezca de entre su familia ni los registros de su pueblo.

Los ancianos fueron testigos y le dijeron a Rut, que fuera como Raquel y Lea quienes juntas edificaron el pueblo de Israel., y le dijeron a Booz, que por medio de ella, el Señor le concediera una dscendencia tal que su familia fuera como la de Fares, el hijo que  Tamar le dio a Judá.

El hijo que tuvo Rut y Booz fue bendecido, Noemí estaba feliz de ser abuela, pues para ella Rut era su hija amada, y Noemí se encargó de criarlo. Para todas las mujeres, Noemí había tenido un hijo! Y lo llamaron Obed. . ´ste fue el padre de Isaí, el abuelo de David.

Santiago 1:12.

Rut sigue con sus compromisos a pesar de sus sentimientos y esto la lleva a no descansar de trabajar, y a usar todo su potencial, no solo para cambiar toda su descendencia sino para infundir bendición en su mundo. Ella es capaz de mirar el futuro con confianza porque está decidida a convertirse en el recipiente para lo que ha sido creada.

La fidelidad y  perseverancia permitió la bendición de Dios y su redención.

Rut se siente liberada del dolor y de la adversidad gracias al favor de Booz.

Para Dios todo es posible y con él todo lo podemos en Cristo que nos fortalece 

El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna Isaías 40:29.

Vemos a una Rut determinada, con actividades, que seguramente no quiso hacer pero las hizo por obediencia y confiando en que todo era para su bien.

La esperanza de Rut para un futuro mejor.

Recogiendo de lo que otros dejaban. Hay esperanza en lo que otros botan aunque parezca que es muy poco… en lo poco has sido fiel, en lo mucho te pondré.

La esperanza es la confianza espiritual de que la fe nos dará las fuerzas necesarias para atravesar cualquier situación difícil y complicada.

Rut entendió que no podía controlar aquello que le pasaba ,pero sí podía controlar sus reacciones. Ella sabía que su vida necesitaba un cambio. Su reacción fue encontrar trabajo. Hay cosas que podemos controlar y cosas que no podemos controlar.

Otra cosa de Rut fue apreciar lo que tenía: Cuando no hay esperanza o la situación está difícil, es difícil olvidar las bendiciones que se tienen.

Noemí estaba nublada por la amargura, pero pronto comprendió lo que Dios estaba haciendo en Rut como una bendición para sus vidas.

Otra cosa de Rut, fue que esperó. Orfa, al no ver nada, renunció y se devolvió. Rut, siguió adelante, cambió, perseveró y vio la mano de Dios redimiéndola con una esperanza de vida mejor.

Rut decidió seguir adelante con los consejos de Noemí sin cuestionar, confiada y con la esperanza .

En estos momentos, Rut le abre un espacio a Dios para dejarlo actuar.

Saber esperar en la voluntad de Dios es difícil para aquellos que tienden a aferrarse a sus planes. Así como tenemos planes, Dios también los tiene para nosotros. Proverbios 19:21.

A medida que aprendemos a esperar en su voluntad, vemos suceder cosas que jamás habríamos soñado.

Quién iba a pensar que Rut , recogiendo espigas detrás de las segadoras hombre iría a casarse con el hombre rico y  convertirse en la bisabuela de David?

Cuántas veces nos ha pasado que lo que tenemos o hemos alcanzado fue posible por alguna tarea insignificante que hicimos en el pasado?

Dios honra a los fieles.

Sin embargo, a veces las cosas no salen como pensamos. Lo importante es ser fiel y entregar todos nuestros planes a Dios porque Él sabe lo que necesitamos.

Lo importante es la humildad. 

Rut no sabía lo que Dios estaba haciendo mientras ella trabajaba en el campo y le llevaba a Noemí lo que había ganado. 

La entrega y la humildad se toman de la mano cuando se trata de hacer la voluntad de Dios.

Aunque no entendamos lo que Dios está haciendo, decido esperar en él.

La humildad me permite arrodillarme ante mi Señor y postrarme a sus pies confiada en  Su amor. 

Mateo 23:12.

Dios no actúa por fórmulas. Todo tiene un proceso y Dios examina nuestro corazón.  Sus caminos y sus pensamientos son diferentes a los nuestros. Isaías 55:8.

Santiago 4:10

Si no renunciamos en el proceso y actuamos con entrega y humildad, a su debido tiempo él nos exaltará , tal como hizo con Rut a través de Booz.

Deuteronomio 28.

Estudiar la Palabra, orar, alabar, ayunar, y tener un encuentro personal con Cristo, nos permite estar bajo sus alas , protegidos , llenos del Espíritu Santo., convencidos que buscamos el Reino de Dios y su Justicia y todo lo demás vendrá por añadidura.

Mateo 6:33.

Salmo 55:22.

Cuando aprendemos a someternos a la voluntad de Dios , aprendemos a escuchar su voz, a obedecer su Palabra, experimentamos momentos poderosos y extraordinarios en nuestra vida.

Efesios 3:20

Pero el proceso hay que seguirlo, perseverando hasta llegar a la meta.

De repente…. Dios cambia todo!!

Dios transforma los corazones.

Cambió el corazón de Noemí. Pasó de ser una mujer amargada a sr una mujer que bendice y ve la obra de Dios en Rut.

Noemi está adorando a Dios, le da la gloria y honra a él.

Rut es receptiva y humilde, abre sus manos para recibir bendiciones, acepta el resguardo de Dios

Rut da lo que necesita.

Rut cosechó lo que sembró: Siempre le dió a Noemí amor y compañía:  fue amable, humilde, amorosa, obediente, amable, tranquila, agradecida, y comprometida . De todo lo que le dio a Noemí, recibió diez veces más de parte de Noemí, Booz y sus criados.

Rut 2:20

Un pariente redentor era alguien que tenía el privilegio, pero también la responsabilidad, de actuar en favor de un familiar que estuviera en una situación de necesidad. El hecho d que él la invitara a almorzar y le pidiera que permaneciera con sus criadas, se salía de lo normal. Había algo especial allí.

Día tras día , Rut demostraba agradecimiento y respeto hacía él, mientras permanecía atenta a las oportunidades que pudieran presentársele. Noemí es prudente y analiza con cuidado esa relación.

Noemi sabe que Rut necesita un nuevo esposo, seguridad y una nueva vida; le hace ver que Booz puede sr su esposo. Rut 3:1.

La clave está en dar:

Todos dieron con generosidad.

Prov.3:27

Hechos 20:35

Booz , Rut y Noemi dieron de lo que tenían con generosidad.

Dar lo que necesitamos, Dios también nos da lo que necesitamos

girl, pretty, outdoors-358771.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *