APOCALIPSIS 9

Todavía no hay ningún contenido publicado en este curso.

El Quinto ángel tocó su trompeta

¨Tocó el quinto ángel su trompeta, y vi que había caído del cielo a la tierra una estrella, a la cual se le entregó la llave del pozo del abismo.

Lo abrió, y del pozo subió una humareda, como la de un horno gigantesco; y la humareda oscureció el sol y el aire. De la humareda descendieron langostas sobre la tierra, y se les dio poder como el que tienen los escorpiones de la tierra. Se les ordenó que no dañaran la hierba de la tierra, ni ninguna planta ni ningún árbol, sino sólo a las personas que no llevaran en la frente el sello de Dios. No se les dio permiso de matarlas sino sólo para torturarlas durante cinco meses. Su tormento es como el producido por la picadura de un escorpión. En aquellos días la gente buscará la muerte, pero no la encontrará; desearán morir, pero la muerte huirá de ellos.

El aspecto de las langostas era como de caballos equipados para la guerra. Llevaban en la cabeza algo que arecía una corona de oro, y su cara se asemejaba a un rostro humano. Su crin parecía cabello de mujer, y sus dientes eran como de león.

Llevaban coraza como de hierro, y el ruido de sus alas se escuchaba como el estruendo de carro de muchos caballos que se lanzan a la batalla.

Tenían cola y aguijón como de escorpión; y en la cola tenían poder para torturar a la gente durante cinco meses. El rey que los dirigía era el ángel del abismo, que en hebreo se llama Abadón y en griego Apolión.

El primer ¡ay! ya pasó, pero vienen todavía otros dos.

Tocó el sexto ángel su trompeta, y oí una voz que salía entre los cuernos del altar de oro que está delante de Dios. A este ángel que tenía la trompeta, la voz le dijo: ¨suelta a los cuatro ángeles que están atados a la orilla del gran río Eufrates¨.

Así que los cuatro ángeles que habían sido preparados precisamente para esa hora, y ese día, mes y año, quedaron sueltos para matar a la tercera parte de la humanidad.

Oí que el número de las tropas de caballería llegaba a doscientos millones.

Así vi en la visión a los caballos y a sus jinetes: Tenían coraza de color rojo encendido, azul violeta y amarillo como azufre. La cabeza de los caballos era como de león, y por la boca echaban fuego, humo y azufre. La tercera parte de la humanidad murió a causa de las tres plagas de fuego, humo y azufre que salían de la boca de los caballos. Es que el poder de los caballos radicaba en su boca y en su cola; pues sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas con las que hacían daño.

El resto de la humanidad, los que no murieron a causa de esas plagas, tampoco se arrepintieron de sus malas acciones ni dejaron de adorar a los demonios y a los ídolos de oro, plata, bronce, piedra y madera, los cuales no pueden ver ni oír ni caminar.

Tampoco se arrepintieron de sus asesinatos ni de sus artes mágicas, inmoralidad sexual y robos.

El quinto ángel toca  u trompeta, y cae una estrella a la cual se le da una llave para abrir el pozo del abismo.

La estrella caída es un ser personal capaz de cumplir instrucciones.

Juces 5:20 /Job 38:7. La estrella caída representa un demonio , un ángel caído. Lucas 10:18/ Isaías 14:12. Puede ser Satanás que abre el pozo del abismo.

Hasta el Capítulo 8 han padecido, hambre y oscuridad. Ahora sufrimiento que van a sufrir con esta trompreta es espiritual.

El abismo es un agujeo sin fondo, un lugar donde ciertos demonios están presos y algún día serán arrojados al fuego de azufre. 2Pedro 2:4. Ángeles arrojados. Los demonios estarán en el abismo presos. Lucas 8:31. Y saldrán con tanta maldad que sube humo y langostas con poder. Una nube de langostas que azotaban y recién un poder como el de los escorpiones. Lucas 10:19.

La picadura de los escorpiones producirá un dolor espantoso a los hombres.

Estos demonios no tomarán la hierba sino sólo a los moradores de la tierra que no tienen el sello (144.000 judíos).

Estos seres infernales reciben una orden de Dios que los atormente. Cuando aguijón ataca al ser humano produce un dolor espantoso.

Atormentarán a sus víctimas pero no los matarán y ese tormento durará 5 meses. Querrán morir y no podrán, la muerte huirá de ellos.

Son langostas infernales, con cabello de mujeres y dientes de león, protegidas con coraza de hierro y nadie podrá hacer nada contra ellos. Son invencibles, inteligencia de los hombres y astucia de las mujeres.

El nombre Abadón, Apoleón , significa destrucción, ruina, el que destruye. Job 26:6/lo asocian con la muerte. Proverbios 27:20.

En Apocalipsis 8:13 , el águila anuncia tres ¨¡Ay! advirtiendo que vendrán juicios a la tierra.

Esa salida del ejército infernal liberado por el ángel caído es tan solo el primer ¡Ay!.

Ahora vienen  dos ¡Ay! más terribles que las anteriores.

El sexto ángel toca la trompeta. Anuncia más juicios sobre los moradores de la tierra.

Una vez que toca la trompeta, sale una voz de entre los cuernos del altar de oro que está delante de Dios.

Este altar pudiera ser el mismo altar donde las almas claman justicia en Apo: 6:10, o bien pudiera ser el altar donde el ángel toma el incienso para lanzarlo a la tierra. Apo:8:5.

El altar de los Holocaustos que se encuentra en las afueras del templo de Jerusalén, además del altar del incienso que se encontraba dentro del templo también tenía un cuerno en cada esquina sumando cuatro.

El sacerdote mojaba cada uno de estos cuernos con la sangre de un animal sacrificado. Levítico 4:30. Estos cuernos simbolizaban misericordia divina.1 reyes 1:50.

Pero ahora, una vez que la gracia se ha terminado y ha sido reemplazada por la justicia divina, ira divina, se escucha una voz que sale del altar y que dicta una orden que afectará a la humanidad.

Desata a los 4 ángeles que están atados . No los debemos confundir con los 4 ángeles que están deteniendo los vientos en Apocalipsis 7:1.

Estos 4 ángeles que tiene Dios atados por encima del río Eufrates, a la orilla de Babilonia, son demoníacos, que vendrán a dañar y a matar la tercera parte de la gente.

Si la invasión de langostas ´produjo dolor, estos 4 ángeles van a matar a la tercera parte de los moradores de la tierra por la voluntad divina. Será un ejército de doscientos millones.

 Juan vió a este ejército con cabeza de leones (fuerza), corazones de color de fuego (rojo, azul violeta, azufre )

humo, fuego, azufre salen de la boca, asociado con la destrucción, dolor e infierno.

La tercera parte de los hombres fueron muertos por éstos juicios.

Los demás hombres que no se arrepintieron de las obras de sus manos, a pesar de ver la cantidad de muertes.

Ellos seguían con adoración a los demonios, imágenes de piedra, madera y yeso , hechicerías, robos, hoicidios, inmoralidad sexual y otros pecados.

Recuerden que el espíritu santo dejará de trabajar en la humanidad para convencer al hombre de su pecado, ya no dará convicción para que se arrepientan; por lo tanto, éstos moradores de la tierra, aún  viendo  las barbaridades que están ocurriendo vivirán una pesadilla donde no podrán despertarse.

Es así como nadie querrá pasar por la Gran tribulación. Por eso, hoy, solamente con la gracia y el poder del espíritu santo podremos reconocer, confesar y arrepentirnos de nuestros pecados para ser salvos.